top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Una Cruda Realidad

Se debe orar por los que gobiernan y por todas las autoridades, para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica, con toda piedad y dignidad. 1 Timoteo 2:2


La semana pasada cayó en mis manos un libro de una mujer mexicana que tiene un doctorado por la Universidad de Bristol. En el libro ella entrevista a 12 ex-narcos que lograron escapar del crimen organizado y que están en un centro de rehabilitación en el norte del país. Un centro de rehabilitación que, no me sorprendió descubrir, es cristiano.


Las cosas que ella revela allí te ponen los pelos de punta, pero no son como absolutas revelaciones “sacadas de la manga.” Tenemos alguna idea de que estas cosas suceden, pero a mi el libro me está ampliando enormemente el cuadro de lo que realmente está pasando en México en este rubro del narcotráfico.


Con justa razón, ella no se mete mucho en cuestiones del gobierno, pero sí deja claro lo involucrado que está el gobierno, si no en la operación, al menos en la tolerancia a la operación de las organizaciones criminales en este país. Lo cual, a su vez, revela la clase de gobiernos que hemos tenido en nuestro querido México en las últimas décadas y a lo largo y ancho de todos los partidos políticos.


Te comparto humildemente algunas convicciones personales que la lectura de esta obra están solidificando en mi corazón para que oremos:


México está prácticamente controlado por las organizaciones criminales.


La guerra contra las drogas es un gesto inútil que no logra nada. Sólo encubre la realidad.


Aunque muchos de los desaparecidos son víctimas inocentes, la mayor parte son “el desecho” que deja la marea del narcotráfico como parte de su estrategia de reclutamiento y operación.


El culto a la santa muerte va en serio; no es una moda pasajera; es un verdadero “revival” de oscuras herencias espirituales en nuestro país desde nuestro pasado azteca y maya (esto último no lo dice el libro, es mi convicción).


Sólo Cristo, su Palabra, su Espíritu y el avance del Reino pueden lograr cambiar la situación, como lo demuestran las vidas de estos ex-narcos. Y eso es justamente lo que Cristo quiere hacer y quiere que seamos parte de ello. Así que, oremos:


«Señor, danos el valor de reconocer la realidad que impera en nuestro país. no nos permitas cerrar los ojos y mantenernos indiferentes. Pon en nosotros un verdadero clamor. Pon en nosotros la carga por nuestra nación y la disposición a involucrarnos orando intercediendo, ayunando y clamando y propagando la fe que transformó nuestras vidas y familias. La fe que puede transformar las vidas y familias de todos los mexicanos. Te lo pedimos en el poder del Espíritu Santo y en el nombre de Cristo.»

228 visualizaciones1 comentario

1 Comment


ALICIA VILLASEÑOR OLIVA
ALICIA VILLASEÑOR OLIVA
May 22

Si mi pueblo se humillare, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren y, buscaran mi rostro, y se convirtieran de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos y perdonaré sus pecados y sanaré su Tierra.

Like
bottom of page