top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Una Barrera de Fuego

Así que, ya sea que estemos aquí en este cuerpo o ausentes de este cuerpo, nuestro objetivo es agradarlo a él. Pues todos tendremos que estar delante de Cristo para ser juzgados. Cada uno de nosotros recibirá lo que merezca por lo bueno o lo malo que haya hecho mientras estaba en este cuerpo terrenal. 2 Corintios 5:9-10

Cada uno de los líderes que predicaron este domingo pasado en IPV hicieron una contribución al tema del Encuentro Final del seguidor con Aquel a Quien sigue. David Roldán, que es pastor asistente en la iglesia de Patria, contribuyó la cita de arriba. Además, también aportó la cita de 1 Corintios 3:13, “pero el día del juicio, el fuego revelará la clase de obra que cada constructor ha hecho. El fuego mostrará si la obra de alguien tiene algún valor.”


“Que miedo pensar en que mi vida entera se calcine en el fuego del Día del Juico” —dijo David— “Tengo paz porque este no es juicio de salvación, pero, ¿y si mi vida fue un desperdicio? Y si cuando pase por el fuego nada se conserva o se conserva muy poco porque decidí dedicar mi vida a mi y no a Dios. Porque, cabe mencionar que no nos vamos a llevar nada, ni [nuestras] riquezas ni [nuestros] logros, nada.”


David platicó cómo está viviendo la mejor época de su vida. En todo. Su vida ministerial, familiar, laboral y relacional. Acaba de comprar el auto que siempre soñó tener. Sin embargo, él mencionó que a los 15 días ya había pasado la novedad: “ya no me causa la satisfacción que pensé que me iba a causar.” ¡Que fácil es identificarse con esto!


La gran pregunta que nos plantea la contribución de David es qué cosas realmente soportarán el fuego del día del Encuentro. Y como dijo otro de los predicadores, “no se trata de asustar a nadie, ni hacer sentir culpable a nadie, sino de qué estemos preparados.” Así que yo quiero sugerirte que consideres qué cosas estás haciendo en tu vida que van a pasar la frontera de Fuego que separa esta vida de la venidera.


«Señor Jesús, hoy quiero hacer una reflexión profunda de aquellas cosas a las que les estoy dedicando tanto tiempo y esfuerzo que van a quedar hechas ceniza a la hora de atravesar esa barrera de fuego que separa nuestra vida aquí hoy y la vida futura en tu presencia visible. Ayúdame a estar preparado para ese día. Te lo pido en el nombre de Cristo Jesús, amén»


131 visualizaciones1 comentario

1 Comment


miyararturo
Mar 26

Parecería que somos llamados a una vida “asceta”, pero no, más bien somos llamados a amar más a Dios que a cualquier cosa, ese amor provocará que invirtamos nuestra vida en su Reino.

Gracias Pastor 🙏🏼

Like
bottom of page