top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Ternura Maternal

¡Oh Jerusalén, Jerusalén, la ciudad que mata a los profetas y apedrea a los mensajeros de Dios! Cuántas veces quise juntar a tus hijos como la gallina protege a sus pollitos debajo de sus alas, pero no me dejaste. Mateo 23:37


En el libro de La Cabaña, William Paul Young describe al Espíritu Santo como una mujer. Una mujer sensible y artística, una dadora de vida que hace que todo germine y crezca de manera abundante. Young no es el primero en atribuirle rasgos femeninos a la persona del Espíritu Santo. No estoy diciendo que el Espíritu Santo sea literalmente una mujer, sino sólo que los rasgos femeninos que tenemos las mujeres podrían provenir en gran parte de la Tercera Persona de la Trinidad. Después de todo, tanto hombres como mujeres fuimos hechos a la imagen de Dios. Por lo tanto la imagen de Dios incluye el aspecto femenino. Así, rasgos como la amorosa ternura de una madre provienen del carácter mismo de Dios.


Fue por este rasgo femenino que que Salomón identificó a la verdadera madre de la criatura en disputa en 1 Reyes 3. En este episodio una mamá durante la noche sofocó con su peso sin querer a su bebé. Luego alegó en la corte de Salomón que había sido su compañera de cuarto la que había sofocado a su propio bebé y que luego lo había cambiado por el suyo. Salomón, para esclarecer la verdad ordenó que partieran al bebé a la mitad y dieran las partes a ambas madres. La madre que hacía la demanda estuvo de acuerdo. Pero, la verdadera madre dijo que le entregaran el bebé a la otra, con tal de salvarlo. Por esta actitud de tierno amor desinteresado Salomón puedo saber cuál era la verdadera madre.


Es mi impresión que esta amorosa ternura refleja el carácter del Espíritu Santo, que nos protege a cualquier costo, nutre nuestra vida y la preserva y desarrolla a cada paso.


Es esta misma sensibilidad y misericordia del Espíritu Santo la que se manifiesta hacia los que no conocen el Señor. Cuándo Jesús reprende severamente a Santiago y a Juan por querer hacer llover fuego sobre una ciudad de Samaria, lo hace en el Espíritu Santo. «Ustedes» —les dice— «no saben de qué espíritu son.»” (Lucas 9:55 NBLA). Ustedes están actuando en un espíritu totalmente contrario al Espíritu Santo. El Espíritu Santo ama a los perdidos y les muestra ternura y misericordia, como una madre amorosa. No les echa ascuas de fuego. Por eso Jesús, lleno del Espíritu Santo, en su carga por los perdidos de Israel se describió a si mismo como una gallina (madre) juntando a sus polluelos. Era el Espíritu Santo en él mostrando su aspecto maternal.


Cuando fluimos el Espíritu Santo podemos operar en una ternura sobrenatural que es indistinguible del instinto maternal.


Hoy que es día de las madres honramos el amor y la misericordia del Espíritu Santo actuando a través de todos nosotros, hombres y mujeres.


¡Chicas, feliz Día de las Madres!


Yessi Michel

128 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Patty Flores
Patty Flores
May 10

Amén ameeen !! Mi querida Pastora Mi Yessiiii !! Muchas gracias Dios t llene de mucho amor aún más seas muy bendecida muy favorecida … feliz día para ti mi hermosa y todas mis amigas hermanas q tanto extraño… Gracia y Paz de Cristo 🙏🏽💝

Like
bottom of page