top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Sintiendo la Influencia del Espíritu

Bienvenidos a este primer blog de nuestra nueva página. Estoy tratando de poner algunos rostros en mi mente para no hablar (estoy dictando) tanto con una pantalla como con seres queridos, con los que hemos compartido Yessi y yo toda clase de experiencias increíblemente agradables y también intensamente dolorosas.


Espero que te encuentres en tu sillón más cómodo y en un ambiente que refleje la presencia de Dios al máximo de tu capacidad de “enfoque y recepción” (lo cual es nuestra necesaria responsabilidad), y, sobretodo, confiando en la capacidad infinita del Espíritu Santo.


Acabamos de dejar atrás siete semanas increíbles de búsqueda colectiva del Espíritu Santo. Hemos estado clamando por un avivamiento de su presencia y actividad entre nosotros como ese poderoso Abogado Defensor sin el cual no podemos vivir y servir a Dios y al prójimo. La idea de esta guía es intentar mantener viva esa búsqueda cuando la voz del púlpito no esté enfocada en el tema específico del Espíritu Santo. Sin embargo, el que el Espíritu Santo no sea el tema explícito no significa que no dependeremos de él de manera absoluta. Esperamos que su presencia quede ya bien “integrada” en todo lo que hacemos, independientemente de cuál sea el tema en el que nos enfoquemos.


En mi propia vida, estoy viendo con alegría que el Espíritu Santo está siendo cada vez más parte de mi vida cotidiana, como lo han venido siendo desde hace años el Padre y el Señor Jesús.


En vísperas del nacimiento de nuestra segunda nieta, el lunes hace ocho días, fuimos a orar por Sarahi, que ya estaba programada para cesárea al día siguiente. A parte de orar por la salud de ambas, y Yessi con una puntería profética orando por retos que habrían de presentarse en unas cuantas horas, yo oraba con mucha naturalidad para que el Espíritu Santo la recibiera con regalos, como al niño Jesús. Todavía no azomaba su carita el mundo y yo ya estaba pidiendo que el Espíritu Santo le diera dones de revelación y poder, y que creciera totalmente familiarizada con la persona del Espíritu. Horas después la nenita vendría el mundo con algo de líquido en sus pulmones, por lo que la llevarían de inmediato a la unidad de cuidados intensivos neonatales, dónde se encuentra hasta la fecha. Sin poder tenerla en sus brazos sus padres, Sarahi y Daniel, están confiando en los excelentes cuidados que le están proveyendo, pero sobre todo en el cuidado sobrenatural de Dios a través de su Santo Espíritu, que tanto sabe de embarazos y alumbramientos.


En toda esta crisis, el Espíritu Santo ha ocupado un papel central. Él ha sido literalmente el Consolador de nuestra familia. Especialmente de Ximenita misma. Así lo creemos. Y oramos que el Espíritu de Dios le haga saber que aunque sus padres, su hermanita Julieta, y su familia no estamos junto a ella, estamos con ella en el Espíritu. Literal. Hay una conexión que no se interrumpe con los muros de la unidad de cuidados intensivos.


Bueno, y en todo, de una manera muy “natural,” estamos sintiendo la poderosa influencia del Espíritu. Hasta en las cosas más sencillas. El viernes pasado estaba calentando la voz para la reunión de oración. No porque cante bien, sino porque en estas reuniones con frecuencia necesitas alzar la voz en oración, y la vez anterior me había lastimado la garganta. Así que esta vez le pregunte a los chicos de la alabanza como podía calentar la voz. Seguí sus instrucciones sólo para terminar hablando en lenguas, con el pensamiento peculiar de que también podía (debía) calentar “mi voz espiritual,” es decir las herramientas que el Espíritu Santo seguramente querrá usar en esta clase de reuniones, tales como lenguas o palabra de sabiduría, palabra de conocimiento, discernimiento de espíritus, interpretación de lenguas. Uno nunca sabe que se va a necesitar.


En fin, con esta breve reflexión te animo a que sigas dándole espacio al Espíritu Santo. ¿Cómo estás sintiendo tú la influencia del Espíritu Santo en tu propia vida? No olvides dejarme tus (breves) comentarios abajo en el espacio para comentarios (obvio).


Nos vemos mañana.


145 visualizaciones7 comentarios

7 Comments


lalavgdlg86
May 31, 2023

Fueron siete semanas de despertar en todos nuestros campus, de refrescar llamados, mover en algunos su voluntad hacia la obediencia y sobre todo el Espíritu desde adentro y de forma sobrenatural trajo convicción de pecado y revelación del Dios verdadero.

Like

Unknown member
May 30, 2023

El Espíritu me hace saber las cosas que realmente son valiosas para Dios y su Reino, y aquellas que pudiendo ser importantes para mi, no las desecha con una grosera actitud. Mas bien con una tierna instrucción me hace saber el verdadero orden de las prioridades para mi vida.

Like

patydesanchez70
May 29, 2023

Gracias pastor Gabriel 🙏🏻

Es tan gratificante y tan reconfortante el saber quien esta de nuestra parte el precioso Espíritu Santo 🕊

Gracias a Dios que Sarahi y Ximenita están siendo guardadas y cuidadas por Él.

Like

María del Carmen Velasco
María del Carmen Velasco
May 29, 2023

Hola Pastor Gabriel, éste tiempo de ayuno me permitió ser mas sensible al espíritu, me reveló situaciones que no podía ver, ahora quiero seguir con éste hábito de ayunar convencida que tiene un propósito, fue de gran bendición esté tiempo dedicado al ES además alineado con otros estudios en los que participo veo cómo Dios mueve en su poder el conocer que sin Él nada podemos hacer y por eso nos lo dejó y quiero más 🙏 Ma Carmen Vollbert

Like

jennifer.cp.monteverde
May 29, 2023

Estas semanas han sido increibles, la verdad es que El Espiritu Santo me ha sorprendido de una manera increible, ha estado despertando en mi dones que yo pense que no tenia y comenzo a recordarme ocasiones en las que el ya los habia manifestado ha sido icnreible, estos ultimos dias me encontrado mas atenta a lo que el quiere decirme, es un reto para mi porque normalmente tengo muchas cosas en la cabeza, pero ahora el Espiritu me ha mostrado que necesito entrenar mi mente para escuchar lo que el queire decirme, sacar todos esos pensamientos que estorban y dejarlo a El hablarme y en base a eso actuar y obedecer, es algo que estoy trabajando, escucharlo y actuar, escucharlo…

Like
bottom of page