top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Reaviva lo Rescatable

¡Despierta! Reaviva lo que aún es rescatable, pues no he encontrado que tus obras sean completas delante de mi Dios. 3 Así que recuerda lo que has recibido y oído; obedécelo y arrepiéntete. Si no te mantienes despierto, cuando menos lo esperes caeré sobre ti como un ladrón. Apo. 3:2-3 (Sardis).


En esta semana hemos estado haciendo un examen sincero de conciencia, basándonos en las siete cartas del Señor Jesús a las iglesias de Asia en Apocalipsis. El fin de este primer tiempo en nuestras tres semanas de ayuno es no arrastrar al nuevo año actitudes que no agradan al Señor y nos autosabotean. El fin es ofrecerle a Dios una vida completa.


Hemos tenido palabras de ánimo, y también palabras de lo que podríamos llamar tierna reprensión. Nunca se ha tratado de algo destructivo que pudiera desanimarnos. Son palabras directas de Jesús y, por lo tanto, están llenas de amor y respeto. Ayer, consideramos como a menudo somos inconstantes en nuestra participación en las actividades de nuestra iglesia. La palabra de hoy está muy relacionada con la de ayer.


La reflexión de hoy es un poquito más picante. Y no quiero en ninguna forma desanimarte, pero creo, que ser humildes nos traerá bendición. Jesús le dice a la iglesia de Sardis qué necesita despertar y reavivar lo que aún es rescatable. Hay cosas en nuestras vidas personales y en nuestras comunidades que se están muriendo, pero que aun son “rescatables.”


Examinemos nuestras vidas y comunidades y dejemos que el Espíritu Santo nos hable. Que programas o ministerios están naufragando por falta de interés y participación de nuestra parte, por nuestra insensibilidad o ignorancia de lo importantes que son para Jesús. Nuestro ministerio de AyudarT en IPV estuvo a punto de morir hace un par de meses. Y hay otras áreas que necesitamos reavivar. Y en nuestros hogares, ¿Qué hemos abandonado y está muriendo?


Siempre tenemos la opción de reavivar, ¡siempre! El Señor no nos dice: "¡No, ya es demasiado tarde!" Con Él nunca es tarde.


«Señor Jesús, hemos dejado incompletas muchas de las cosas que hemos hecho para ti; no hemos sido fieles para perseverar cuando las cosas se complican. También, con frecuencia nos hemos “dormido.” Y no hemos mantenido vibrante lo que hacemos para ti. Nos arrepentimos por ello y estaremos alerta de aquí en adelante.»


454 visualizaciones3 comentarios
bottom of page