top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Recipientes Habituales de la Gracia

Así que acerquémonos con toda confianza al trono de la gracia de nuestro Dios. Allí recibiremos su misericordia y encontraremos la gracia que nos ayudará cuando más la necesitemos. Heb.4:16 NTV).


Desde el día en que conocimos a Cristo por primera vez siempre fue el Espíritu Santo quien nos ayudó a acercarnos a él. Y siempre fue la gracia de Dios mediada por él la que hizo posible acercarnos. Él de alguna forma puso un llamado en nuestros corazones y nos invitó a acercarnos al trono de la gracia. Y fíjense como dice al “trono de la gracia” y no al “trono del juicio.” Aunque este último era al único que merecíamos acercarnos.


No solamente esto, sino que nos reveló el verdadero significado del sacrificio de Cristo en la cruz. Desde mi infancia yo estaba rodeado por imágenes del Cristo crucificado. Estaban por todas partes, pero no tenían relevancia alguna para mí, hasta que el Espíritu Santo abrió mis ojos y pude ver a este Cristo bajo otra luz. Es como lo describe Zacarías en 12:10 (NTV):


»Entonces derramaré un espíritu de gracia y oración sobre la familia de David y sobre los habitantes de Jerusalén. Me mirarán a mí, a quien atravesaron, y harán duelo por él como por un hijo único. Se lamentarán amargamente como quien llora la muerte de un primer hijo varón.


Es la gracia de Dios la que nos permite arrepentirnos y hacer duelo por todo lo que Jesús tuvo que pasar a causa de nuestros pecados. Y es la gracia de Dios la que nos mantiene regresando a su trono cada vez que fallamos y pecamos.


Yo soy un inagotable recipiente de la gracia de Dios. La he necesitado desde el día número uno y la sigo necesitando cada día de mi vida. Aunque creo haber avanzado algo en estos años, y aunque creo haber hecho un progreso razonable en la vida de santidad, sigo necesitando la gracia de Dios tanto como al principio. Es más, ahora realmente aprecio la gracia de Dios y entiendo más que nunca la advertencia: «Si ustedes piensan que están firmes, tengan cuidado de no caer» (1 Cor. 10:12 NTV):


Jamás pienses que un día no vas a necesitar la gracia de Dios. Más bien prepárate para necesitarla cada vez más. Siendo así recipientes habituales, y en aumento, de la gracia, seremos sus más acérrimos promotores.


¿Qué piensas?


20 visualizaciones3 comentarios

3件のコメント


jennifer.cp.monteverde
2023年7月11日

Este año he experimentado cada dia mas la gracia de Dios en mi vida, es algo que Dios me ha estado revelando, ahora siento que aprecio muchísimo mas la gracia de Dios en mi vida, y ahora comprendo que nunca dejare de necesitarla... Gracias Pastor!

いいね!

不明なメンバー
2023年7月10日

La gracia es como el aire que respiramos en cada momento, de hecho vivimos en un ambiente de gracia que nos rodea y nos abraza aun sin darnos cuenta 🙏🏻

Gracias Pastor.

いいね!

Santiago Acosta
Santiago Acosta
2023年7月10日

Me gusto ese comentario : Sigo necesitando la misma Gracia que cuando fui Salvo.. desde el día 1 👍🏻 Gracias Pastor

いいね!
bottom of page