top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

La Lista de los Indignos de Confianza

Él anuló el acta con los cargos que había contra nosotros y la eliminó clavándola en la cruz. Col. 2:14 (NTV).


La gracia debe estar en el corazón de cada hogar cristiano. De los canales de aprovisionamiento que traen la gracia a nuestros hogares el principal y más importante es el del Arrepentimiento y el Perdón.


Y uno de los efectos del arrepentimiento y el perdón es que borran las cuentas pendientes. Cuando echamos mano del arrepentimiento y el perdón las cuentas se saldan. Ya no llevamos un registro.


Déjenme contarles la historia de Lao Duan.


Lao Duan únicamente estaba tratando de comprar un boleto de tren cuando sucedió. Después de seleccionar el destino en el menú, ingresó la información de su pago y presionó el botón de compra. Pero lo que ocurrió enseguida dista mucho de ser lo usual. Aparece una ventana diciendo que la transacción no podía ser completada porque el comprador había sido ingresado a “la Lista de los Indignos de Confianza.”


Lao Durán no es un personaje en una novela de George Orwell o en un episodio de Black Mirror. En ese entonces era un hombre de 42 años que trabajaba en las minas de carbón en la provincia China de Shanxi. Unos años atrás, el gobierno chino había introducido un sistema de crédito social. En lugar de basarse únicamente en el record crediticio, este sistema también consideraba la clase de cosas que los usuarios compraban y cómo se relacionaban con sus vecinos. Su actividad en Internet sería factorizada también en algún momento futuro.


Duan se había hecho de deudas considerables cuando el mercado del carbón colapsó un par de años atrás, pero esta era la primera vez que escuchaba de una lista. Pronto descubrió que sus tarjetas de crédito habían sido todas congeladas. Lo peor de todo es que, conduciendo por el centro del pueblo unos días después, vio un espectacular electrónico donde apareció su rostro y su nombre: “Este hombre es indigno de confianza,” decía la pantalla. Luego cambió para mostrar el próximo rostro y su nombre.


¡Ímagínate que hubiera un espectacular que mostrara qué tan dignos somos de confianza en nuestro hogar, en nuestro trabajo, en nuestra iglesia! No de confianza crediticia material, sino de confianza en general.


La Gracia de Dios en nuestros hogares significa que ya no hay lista de Indignos de Confianza. El Creador del universo escucha nuestra confesión y perdona nuestros pecados, poniéndolos en un socavón que nadie puede hallar. El no lleva ninguna lista. De hecho olvida nuestros pecados.


Stacey Vanek Smith y Cardiff García, "What It's Like to Be on the Blacklist in China's New Social Credit System," NPR, October 31, 2018.

16 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Yessi Michel
Yessi Michel
Nov 04, 2023

Recibir esa Gracia inmerecida es algo grandioso💥! Pero dar ese tipo de Gracia no es nada fácil 😒

Like
bottom of page