top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

La Gran Oportunidad

He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida. 2 Tim. 4:7-8


¡Estoy súper emocionado (como dice Robbie), por la predicación de este domingo 24 de marzo! Es el cierre de nuestra serie “Seguidor,” ¡y va a estar espectacular! ¿Como lo sé? ¡Porque ya vi el trailer! Los jueves reúno por Zoom a todos los predicadores del domingo siguiente en todos los campus de IPV y cada quien comparte lo que va a predicar de una manera muy breve.


Todos entienden que lo que se diga en esta reunión queda como parte del “dominio público.” Cualquiera de los predicadores puede usar cualquier cita bíblica, ilustración o anécdota de los demás. Esto es un entendido previo. ¡La verdad es que esta manera de trabajar en equipo me fascina! (Y es muy original, dicho sea de paso).


Yo les mando el tema normalmente de una semana y media a dos semanas antes de la fecha y tienen todo ese tiempo para orar y preparar un bosquejo. Así, el jueves previo al domingo de la predicación ya todos están preparados con su tema. Nadie llega en ceros para fusilase el tema, pues todos comparten lo que traen y yo los cacharía (je je). Si alguien, por alguna razón más allá de su control, no tuvo la oportunidad de preparar bien (lo cual es improbable dado el tiempo que les doy para prepararse), allí recibe una orientación de lo que estamos todos sintiendo y todavía tiene dos días más para buscar al Señor para su mensaje del domingo. De todas las maneras posibles este es un esquema increíble por el cual le doy infinitas gracias a Dios.


El tema de este domingo es El Día que nos Encontremos Finalmente con Jesús, para rendirle cuentas de nuestro seguimiento de él. La única instrucción que les di es que fueran muy positivos y que no dejaran a la gente con temor o culpabilidad, aunque, por supuesto que no podemos evadir el tema de la rendición de cuentas. Pero, les dije que normalmente los seguidores de Jesús vemos el encuentro final con él como un “examen final.” Y si pienso en mis alumnos del instituto cuando les hago examen, veo que lo único que saben es que están aterrados. No creo que eso sea lo que Jesús quiere de nosotros para ese día.


Pensando en esto último, me encantó que uno de los predicadores dijo que este encuentro final con Jesús “debemos verlo como una gran oportunidad para que sea una entrevista gloriosa con él.” ¡Wow! Me inspiró tanto que pienso adoptar este concepto para mi propia vida. Voy a cambiar toda mi actitud y voy a pensar en la gran oportunidad que voy a tener de darle gracias a Jesús por haberme escogido y llamado al ministerio que me asignó, y me voy a esforzar por hacer de esa entrevista final una experiencia gloriosa. Puedo ver cómo hacer algo así puede cambiar por completo la forma en que veo el Día de la Rendición de cuentas. Quiero, como dice Pablo en nuestra cita del encabezado de esta reflexión, “¡amar es día!” Y espero que tú también.


Te animo que no dejes de congregarte este domingo para el gran cierre de nuestra serie.


184 visualizaciones1 comentario

1 Comment


Felipe Medina
Felipe Medina
Mar 22

Imagínate esa entrevista, que vean tu currículum y trayectoria profesional en Cristo, y que te den el puesto de estar en la presencia de Dios por la eternidad. ¡Qué increíble imagen! Gloria a Dios.

Like
bottom of page