top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

El Amor Provee Disciplina


Solo un necio desprecia la disciplina de sus padres;

el que aprende de la corrección es sabio. Proverbios 15:5 (NTV).


Es muy probable que este no sea uno de nuestros temas favoritos, pues estamos acostumbrados a pensar en la disciplina como algo malo, difícil, doloroso, castigo, etc. Pero lo que la Biblia nos enseña es que la disciplina es una expresión de amor.


No disciplinamos a cualquiera, sólo a los más cercanos, a los que más amamos y no lo hacemos porque queramos destruirlos o arruinar toda la diversión, es porque queremos que tengan una buena vida y que puedan desarrollar todo su potencial. Así es Dios con nosotros, nos salva por pura gracia y luego nos transforma por amor.


Dios nos lleva a ser transformados porque espera que logremos cumplir el propósito para el cual Él nos creo y para eso necesitamos dejar un montón de malos hábitos y adoptar nuevos. Y para eso, necesitamos disciplina, pues no es algo que nace de nuestra naturaleza pecaminosa. Por eso, Dios nos disciplina.


¿Acaso olvidaron las palabras de aliento con que Dios les habló a ustedes como a hijos? Él dijo:

«Hijo mío, no tomes a la ligera la disciplina del Señor

y no te des por vencido cuando te corrige.

6 Pues el Señor disciplina a los que ama

y castiga a todo el que recibe como hijo».

7 Al soportar esta disciplina divina, recuerden que Dios los trata como a sus propios hijos. ¿Acaso alguien oyó hablar de un hijo que nunca fue disciplinado por su padre? Heb. 12:5-7 (NTV).


Y si nosotros somos sabios y queremos ser útiles en la manos de Dios, nos dejamos disciplinar.


Familia, todos queremos que Dios sostenga a nuestros hijos en su generación, por eso necesitamos hacer todo lo que podamos para equiparlos. Por supuesto, confiando en Dios y con el poder del Espíritu.


Los disciplinamos porque los amamos y queremos que alcancen todo su potencial. La disciplina no tiene el fin de aplastarlos y quitar toda su autonomía o ímpetu. Se trata de enseñarles a elegir lo que es mejor por encima de lo que puede ser placentero por un momento.


Necesitamos un balance para no exasperarlos y generar un sentimiento de que nunca logran complacernos, por eso hemos estado hablando de la gracia. Pero, se trata de sembrar en ellos disciplina para que cuando sean adultos puedan cosechar autodisciplina. Sí, el fin de disciplinar es que la persona amada se convierta en alguien auto-disciplinado.


Basado en lo que acabo de comentarte, ¿qué te está diciendo Dios?


14 visualizaciones1 comentario

1 Yorum


Yessi Michel
Yessi Michel
13 Kas 2023

Ninguna disciplina es agradable, 😢ni recibirla y tampoco darla. Es un tanto molesto, pero lo que siento es que en la dirección de Dios de si recibir disciplina y corregir es que se garantizan buenos resultados. 🙏🏼Lo que es mejor por encima de lo placentero.

Gracias Gabriel 🫶🏽

Beğen
bottom of page