top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Beep... Beep... Beep... ¡Despierten!

Ayer comenzamos a hablar de la distracción que puede ser el estar súper inmiscuidos en todos los pendientes y quehaceres cotidianos. Vivir así —¡Y muchos vivimos así!— nos expone, no sólo a que Cristo aparezca de repente y nosotros en Babilonia.


Dice que cuando Cristo venga todo en este mundo será “business as usual.” «Sí, será “todo como siempre” hasta el día en que se manifieste el Hijo del Hombre. Ese día, la persona que esté en la azotea no baje a la casa para empacar. La persona que esté en el campo no regrese a su casa. ¡Recuerden lo que le pasó a la esposa de Lot!» (Lucas 17:30-31)


Pero, no tenemos que limitarlo a la posibilidad de su llegada en cualquier momento —aunque siempre está presente y somos llamados a tenerla presente como una referencia para nuestra vida actual.


Pero, además, vivir tan inmersos en el diario vivir nos hace perdernos de las cosas más relevantes que Dios quiere hacer en, y a través de, nosotros. Literalmente, en la oscuridad no vemos lo que Dios está haciendo y nos perdemos de cosas maravillosas.


Me gusta mucho Romanos 13. Me inspira y en especial me gusta como lo pone la versión inglesa The Message, con su lenguaje tan coloquial. Checa en alguna de tus versiones para que hagas el comparativo.


«Pero asegúrense de no estar tan inmersos en, y exhaustos de, cuidar las obligaciones y quehaceres cotidianos, de tal forma que pierdan la noción del tiempo y cabeceen, olvidándose de Dios. La noche está apunto de concluir, el amanecer apunto de irrumpir. ¡Levántense, bien despiertos a lo que Dios está haciendo! Dios está dándole los últimos toques a la obra de salvación que comenzó en ustedes cuando creyeron por primera vez [¿Se acuerdan de Fil.1:6?*]. No podemos darnos el lujo de perder un minuto. No deben gastar estas preciosas horas diurnas en frivolidades y en darse demasiados gustos. En acostarse con quien no deben y en libertinaje, en pleitos y acaparando todo lo que tienen frente a ustedes. Salgan de la cama y vístanse, no se entretengan ni demoren esperando hasta el último minuto. ¡Vamos, vístanse de Cristo! ¡Vivos y activos!»


*No se acuerdan, ¿verdad? «Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.» Me encanta que aquí dice que “¡ya le está dando los últimos toques!”


Tus comentarios.

32 visualizaciones2 comentarios

2 Comments


Unknown member
Jul 07, 2023

La intension de buscar a Dios cada día siempre será una decisión que requiere voluntad, nuestra humanidad no le busca de manera automática, por el contrario resiste esos momentos santos 🙏🏻 Gracias Pastor

Like

andrea.mendez.alvarado
Jul 06, 2023

Esta parte me vuela la cabeza, >«Y estoy seguro de que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva.». Somos una obra en proceso, todo esta en proceso y eventualmente estaremos "terminados", muchas veces somos duros con nosotros mismos, nos cuesta reconocer lo que Dios ha avanzado en nuestras vidas y en formar nuestro caracter, se nos olvida que Dios nos esta perfeccionando todos los dias y no apreciamos lo hermoso que lo hace.


ahora quiero observar el proceso con lupa!

Like
bottom of page