top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

¡Resucitó!

¡No está aquí! Ha resucitado tal como dijo que sucedería. Mateo 28:6


El primer hecho en la historia del cristianismo es un grupo de gente que afirma haber visto la resurrección.


El contraste entre el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección es absoluto. Aquí hay un grupo de seguidores que no tienen mucho poder en la sociedad en la que viven. Están totalmente abatidos porque acaban de ejecutar públicamente a su líder y de la manera más horrenda. Y no cualquier líder, sino un líder totalmente singular al cual ninguno de ellos siquiera se asemejaba. Ninguno de ellos tenía su amor, o su valor, o su sabiduría, su visión, su alcance, su poder. En pocas palabras era un líder que no podía ser reemplazado.


Además, fue traicionado por uno de sus seguidores más cercanos. Esto sin duda añadió una sensación de tragedia aplastante. Están totalmente superados por la situación y todos salen huyendo de la escena del arresto. Uno de ellos jurando con maldiciones que no conocía al maestro. El sábado han estado a puerta cerrada temblando de miedo no sea que los arresten y ejecuten también a ellos.


Y de la nada —si es que es de la nada— para al día siguiente están “asustados pero a la vez llenos de gran alegría,” como dice Mateo 28:8 de las primeras mujeres que lo vieron. “Asustados” es una reacción perfectamente normal ante un hecho tan sobrenatural, pero ya no se trata del temor paralizante que los tenía dominados. Ya no están deprimidos, ahora están “llenos de gran alegría.” Escuchen el final del evangelio de Lucas:


Entonces Jesús los llevó a Betania, levantó sus manos al cielo y los bendijo. Mientras los bendecía, los dejó y fue levantado al cielo. Entonces ellos lo adoraron y regresaron a Jerusalén llenos de gran alegría; y pasaban todo su tiempo en el templo, adorando a Dios. Lucas 24:50-53.


Salieron de su escondite y por un tiempo iban diario al templo a adorar a Dios dedicados a contarle a todos con gran entusiasmo que Jesús estaba vivo. Su razón de ser y todos sus sueños se levantaron de las cenizas.


¡Este cambio tan increíblemente radical, nos dicen ellos desde una distancia de dos mil años, se debe a que Jesús resucitó!


Nosotros lo creemos. Y estamos seguros de que tú también.


Hoy es domingo de resurrección, no te quedes en casa, ¡vamos, reúnete con tus hermanos y hermanas y adora al que vive y que te ha dado vida eterna! Si has estado pasando por un tiempo difícil, un sábado de semana santa, este es un buen día para levantarte y experimentar un nuevo comienzo. Afianza tu fe en aquel que lo sufrió todo y pasó por la oscuridad de la muerte por amor a ti y vive por los siglos de los siglos.


217 visualizaciones1 comentario

1 Comment


miyararturo
Mar 31

Amén Pastor 🙏🏼🙏🏼🙏🏼

Like
bottom of page