top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

¡Más que mis Sueños!

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica. Efesios 2:10 (NVI).


Fuiste creado y equipado con habilidades y dones increíbles, Dios te los dio con un propósito definido.


Las buenas obras de Dios nos dejan perplejos: Abrir el mar rojo, derribar murallas, resucitar muertos, gobernar un reino, compartir su palabra, enseñar a otros, ayudar al necesitado, cuidar del enfermo, visitar presos, multiplicar panes, compartir su palabra y convertir a tres mil. ¡Todas estas cosas van mas allá de lo que podemos Soñar! Lamentaciones, enseña que cada mañana se renuevan sus bondades. Es decir hay nuevas y renovadas buenas obras cada mañana.


¡Fuimos diseñados y lanzados a este planeta para esas buenas obras! Dios despierta en nosotros sus propios sueños, sea que estés educando a tus hijos o tus nietos, estés guiando un grupo en casa, tengas un empleo, trabajes en el gobierno, tengas tu empresa, seas estudiante, seas un deportista o una ama de casa, un abogado o una enfermera, una maestra. Ahí, exactamente ahí, hay grandes obras que Dios preparó para ti, con un alcance que no podemos imaginar.


Sus buenas obras tienen el potencial de destruir un imperio (romano) de cambiar la situación mas compleja (aceite de la viuda), de liberar una nación de la esclvituda natural o espiritual (Israel en Egipto) levantar un gobernante que cambie una nación (David, Jose, Daniel).


Tienen un poder transformador y dador de vida increíble, ¡porque son SUS BUENAS OBRAS! las que Dios diseño para ti. ¡No son las de tu vecino, ni las de tu hermano, son las tuyas!


¿Cómo conocerlas, cómo entenderlas? ¿cómo ponerlas por obra?


Pero el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, les enseñará todas las cosas y les hará recordar todo lo que he dicho. Juan 14:26 (NVI).


Pero cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir. Juan 16:13 (NVI).


Cultiva, cuida, desarrolla con todas fuerzas una relación natural, fresca y bonita, con el ESPIRTU SANTO, búscalo, dedícale tiempo, no lo entristezcas, cuida tu relación con El y obedecelo siguiendo su dirección. Si haces del Espíritu Santo tu mejor amigo, cuando menos te imagines estarás caminando en las BUENAS OBRAS que Dios preparó para ti, trasformando este mundo. Y tu estarás viviendo una vida plena y abundante.

Valentín González Cosío I.


131 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page