top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Ho, Ho, Ho


Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus cofres de tesoro y le dieron regalos de oro, incienso y mirra. Mateo 2:11 (NTV).


Cuando yo era un joven converso, tenía mucho celo por la Navidad. Me daba coraje, literalmente, que Santa Claus, un mito que no tenía nada que ver con el verdadero significado de la Navidad, se robara toda la atención que le debería de corresponder a Jesús. Yo hacía caricaturas con Santa Claus quitandose su traje y debajo estaba un diablo, y cosas así.


Aun sigo pensando que la introducción de Santa Claus en la Navidad fue un golpe genial del enemigo para quitar la atención de sobre Jesús. Y es que Jesús incomoda a las personas que no quieren religión y especialmente incomoda a aquellos que no simpatizan con el cristianismo. Hoy en día cada vez más y más personas dicen: “Felices Fiestas,” en lugar de “Feliz Navidad.” ¿Por qué robarle a la Navidad aun el nombre de “Navidad.” Pues, de nuevo, porque Jesús incomoda.


La verdad es que hoy en día ya no me saco hernias con ese asunto de Santa Claus. Atacarlo es contraproducente y te hace ver como un fanático de ojos desorbitados. Entonces, hoy en día ya no satanizo a Santa, sólo le recuerdo a la gente que no se deje distraer demasaido por el gordito simpático al que le fascina llamar la atención, le recuerdo que la Navidad se trata de Jesús.


Además le recuerdo a la gente que la filosofía del gordito es que si te portas bien, él te va a amar y a dar regalos, mientras que si te portas mal no te va a amar ni dar regalos. Pregúntale a tus hijos: “¿Acaso tienen que ser buenos para que yo los ame?” Si les has estado enseñando correctamente a tus hijos, ellos responderán que no, que tú siempre los amas pase lo que pase. Entonces, hay que recordarles que hay Alguien más que siempre los ama. Y ese es Jesús.


Así que cuando escuches el “Ho – Ho – Ho” no sufras, no hagas corajes. Saluda al gordito, sácale algún regalo, pero de inmediato vuelve tu atención y la de tus seres queridos hacia Jesús.


¿Qué piensas?


23 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page