top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

¿En Dónde buscamos el Amor?

Pues el SEÑOR tu Dios vive en medio de ti.

Él es un poderoso salvador.

Se deleitará en ti con alegría.

Con su amor calmará todos tus temores.

Se gozará por ti con cantos de alegría». Sofonías 3:17 (NTV)


¿Cómo cambiaría tu vida si te supieras totalmente amado y aceptado por Dios? La realidad de que Él nos ama de manera individual y además incondicional y completa es tan asombrosa que para muchos de nosotros puede ser sumamente difícil de aceptar. O tal vez hemos vivido bastantes situaciones de rechazo o de falta de amor que ahora nos cuesta trabajo recibir este amor tan puro.


Sin embargo, la Biblia nos enseña que Dios nos ama, que Él se deleita con nosotros y que ese amor nos lleva a que seamos capaces de amar a Dios y también a otras personas.


Entonces, nosotros necesitamos pasar tiempo en la presencia de Dios y pedirle que nos revele Su amor, que Su Espíritu nos dé una revelación sobrenatural de cómo somos totalmente amados y aceptados por Dios en Cristo. De verdad creo que cuando tenemos esta experiencia del amor de Dios, nuestras vidas son transformadas de manera radical y ya no podemos ser igual que antes.


Pienso por ejemplo en la mujer samaritana, ella había estado buscando ser amada sin éxito, por algo estuvo casada con diferentes hombres. Y todavía peor, seguramente experimentó el rechazo en múltiples ocasiones, pues para poder casarse de nuevo en su cultura tuvo que ser rechazada por el esposo anterior. Y en medio del dolor y tristeza que sentía se encontró con Jesús, el único que podía satisfacer su sed de amor incondicional. A partir de ese momento su vida fu transformada y pasó de ser una mujer avergonzada a una mujer que compartía el Evangelio y muchos se encontraron con Jesús gracias a su testimonio. (Juan 4)


¿De qué pozo has estado tratando de sacar ese amor para ti?


No es tarde para regresar a los brazos de Dios y pedirle que te permita experimentar Su amor. Ese amor que sí puede satisfacer los deseos profundos de tu corazón, ese amor inagotable que te puede sanar y transformar. Ese amor incondicional e infinito que puede llevarte a amar a los demás de una manera correcta.


«Dios, tú eres amor, ayúdanos a tener una experiencia genuina de tu amor, que podamos sabernos y sentirnos amados por ti de manera que esa realidad inunde nuestras vidas y nos lleve a vivir como hijos tuyos amados.»


Danielita Orozco

152 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page