top of page
Buscar
  • Foto del escritorGabriel Miyar

Empieza con un Día Dedicado a Dios

»Recuerden que el sábado es un día especial, dedicado a mí. Durante los primeros seis días de la semana podrán hacer todo el trabajo que quieran, pero el sábado será un día de descanso, un día dedicado a mí. Exodo 20:8-10 (TLA).


Hace unos días desperté con esta frase de la serie en mente: “Una vida dedicada a Dios.” ¿Qué significa vivir dedicado así a Dios? Con esto en mente, me dispuse a orar y buscar respuesta. ¿Qué tantas cosas significan tener una vida dedicada a Dios? Y, ¿por dónde empezar?


Y lo que sentí fue que no pensara en las cosas que suceden en los muchos días que son toda una vida. Que pensara mejor tan sólo en qué sería iniciar con un día, con Un Día Dedicado a Dios.


¡Ah! ¡Wow! Un día. Empezar en lo poco, ¿Cómo sería? ¿Como tendría que ser ese día si se lo dedicara a Dios? Me emocioné, ¡sí! Estar un día con Dios, sólo con Dios.


Pero, ¿cómo sería ese día? La Biblia nos ayuda. Porque, ¿quién pensó en empezar por un día dedicado a Dios? Fue el mismo Dios, y por eso dio la instrucción:


»Acuérdate de guardar el día de descanso al mantenerlo santo. Tienes seis días en la semana para hacer tu trabajo habitual, pero el séptimo día es un día de descanso y está dedicado al Señor tu Dios. Ese día, ningún miembro de tu casa hará trabajo alguno. Esto se refiere a ti, a tus hijos e hijas, a tus siervos y siervas, a tus animales y también incluye a los extranjeros que vivan entre ustedes. Exodo 20:8-10 (negritas y cursivas puestas por mi).


Dice un día dedicado a mí. Sé que pensamos que era una instrucción tan sólo para descansar, para dedicarlo a nosotros. Pero, mayormente se trata de que en ese día esté nuestra concentración y enfoque en Dios. Para conversar con él, darle gracias reflexionando lo que ha sucedido en la semana, guardar silencio y escucharlo, conocer que piensa, cantarle, tener una relación estrecha con él.


Vivir esto un día, disfrutar con Dios un día, puede resultar insuficiente, porque estarás de acuerdo conmigo que cuando pasas un día con alguien y lo disfrutas, desearás que no sea sólo un día. Lo mismo pasa con Dios. Por eso creo que se trataba de iniciar con un día, para después, en el Nuevo Testamento, con la presencia del Espíritu Santo, desarrollar una vida completamente dedicada a Dios.


Empieza con poco… tan sólo por un día.


Yessi Michel

148 visualizaciones2 comentarios

2 comentarios


Ana Luisa Galindo
Ana Luisa Galindo
03 jun

Sí mi querida Yessi, es lo mejor que podemos hacer: empezar a vivir una vida dedicada a Dios, con un día conversando con Él, con agradecimiento, reverencia, con un corazón dispuesto para adorarle y escucharle y expectantes a Su guianza.

Me gusta

miyararturo
03 jun

Gracias Yessi, hermosa reflexión 🙏🏼

Alma mía, hoy vamos a vivir para Dios !

Me gusta
bottom of page